lo más nuevo! ofertas ia2

La nueva Apple TV no soportará la transmisión de video 4K

Por Marta Rodríguez

06 abril, 2015
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Cuando la próxima generación de Apple TV salga a la venta dentro de unos meses, vendrá cargada de novedades: un nuevo diseño, el último system-on-chip A8 de la compañía, o una variante del mismo, que significará un aumento enorme en la capacidad de almacenamiento, comparado con los 8 GB de los dispositivos actuales; un sistema operativo mejorado que soportará el control de voz de la Apple TV por medio de Siri, y que hará que sea posible controlar varios dispositivos automatizados remotamente. Y presumiblemente, también un nuevo mando a distancia.

Lo que no tendrá la nueva Apple TV, sin embargo, es algo que muchos daban por sentado: capacidad para video de resolución 4K.

Según algunas fuentes, la cuarta generación de Apple TV no soportará inicialmente video 4K,  la nueva resolución de vídeo de ultra alta definición que proporciona una imagen considerablemente más detallada y envolvente. Y es que el 4K es una maravilla, pero aún está en pañales.

En principio podría parecer que el posibilitar el soporte de video 4K en la primera gran actualización de la Apple TV en tres años parecería un paso lógico que prepararía el dispositivo para el futuro (y sobre todo si tenemos en cuenta que, según parece, el chip A8 incluido en el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus está preparado para 4K). Sin embargo, es algo innecesario en estos momentos. Sencillamente, no hay mucho que ver en 4K. Netflix y Amazon añadieron streaming en 4K a su servicios de video el año pasado, pero la oferta es muy limitada. Y de todas formas, lo cierto es que hay muy pocas casas con televisiones que soporten el 4K.

Pero en realidad el mayor problema es el económico: proveer streaming en 4K a gran escala es muy caro. Con al menos cuatro veces más píxeles que el vídeo HD convencional, el vídeo 4K requiere una gran cantidad de ancho de banda y tecnologías de compresión mucho más potentes para transmitirlo de manera oportuna. También requiere conexiones de banda ancha de alta velocidad por parte de los consumidores, que soporten su transmisión. Y, seamos realistas, en estos momentos el número de hogares con capacidad para el 4K es irrisorio.

Según declaraciones del analista de Frost & Sullivan, Dan Rayburn, el coste adicional de rodar, almacenar, codificar y transmitir vídeos en 4K, es enorme, si se compara con el vídeo HD: “Nadie quiere hablar sobre ello, pero pasar de la transmisión de 3Mbps normal de Netflix a la transmisión en 4K, de 16Mbps es muy caro. Por eso se dice que la oferta de contenido en 4K será limitada por un largo tiempo. Faltan muchos, muchos años para que el 4K se adopte a un nivel masivo.”

Así que, visto lo visto, no es difícil ver por qué Apple ha decidido renunciar a dar soporte para 4K a su nueva generación de Apple TV. En estos momentos, no merece la pena, el mercado es demasiado pequeño y sólo está empezando a emerger poco a poco. La verdad es que Apple nunca ha sido una compañía que se precipite en mercados que están en sus comienzos, de modo que hasta que no se llegue al momento en que el 4K se adopte masivamente, un momento que incluya no sólo a los consumidores, sino también a proveedores de banda ancha y contenido, es poco probable que la compañía habilite el soporte de vídeo 4K en su Apple TV.

Por supuesto, Apple ha declinado hacer ningún tipo de comentario al respecto.

 

MIRA NUESTRA GUÍA DE REGALOS

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Powered-by iPhoneA2

comentarios