lo más nuevo! ofertas ia2

Cuidado con lo que tiráis a la basura, no vayáis a tener un Apple I valorado en 200.000 dólares

Por Marta Rodríguez

01 junio, 2015
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Probablemente os habrá ocurrido alguna vez que habéis tirado algo a la basura, ya se accidentalmente o a propósito, y más tarde os habéis arrepentido. Pues más o menos eso es lo que le ha ocurrido a una mujer de San Francisco, que recientemente, tras la muerte de su marido, decidió hacer limpieza en el garaje y encontró lo que a ella le pareció un montón de trastos, y decidió recogerlo todo y llevarlo a una empresa de reciclaje para deshacerse de ellos.

Lo que ella no se imaginaba es que entre todos aquellos “trastos” se encontraba nada menos que uno de los pocos ordenadores Apple I que existen en el mundo. Por suerte, cuando la empresa de reciclaje se puso a clasificar el material que les había llevado la mujer, uno de los empleados reconoció el valor del viejo ordenador, y encontró un comprador: un coleccionista que les pagó la nada desdeñable suma de 200.000 dólares por él.

Y es que, mucho antes del Macintosh, Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne empezaron su andadura vendiendo ordenadores hechos a mano a aficionados a la informática, en el área de la Bahía de San Francisco. Los dispositivos consistían en una placa de circuitos que venía totalmente ensamblada, a diferencia de los kits de la época, que los aficionados a la informática compraban y montaban ellos mismos.

El Apple I supuso una gran novedad, pero aún así era un ordenador muy primitivo: nada de teclado, monitor, ni otros lujos, eso lo tenía que poner luego el usuario.

El Apple I salió a la venta a un precio de 666,66 dólares, una cifra extraña, que no hizo mucha gracia a los cristianos más conservadores por sus implicaciones demoniacas pero que, según la leyenda, se debe a lo mucho que a Woz le gusta repetir dígitos…

Puede que parezca chatarra, pero vale 200.000 dólares

Puede que parezca chatarra, pero vale 200.000 dólares

Con el tiempo, Apple ofreció un programa de recompra, para animar a los poseedores del Apple I a traer sus dispositivos para obtener un descuento en la compra del Apple II, un modelo muy superior y mucho más completo que su predecesor. Los viejos Apple I fueron destruidos. Como resultado, muy pocos de los dispositivos originales sobrevivieron, y los pocos que existen se pagan a precio de oro. El año pasado, el museo Henry Ford se hizo con uno en una subasta, y pagó por él la friolera de 905.000 dólares.

Por eso cuando uno de los empleados descubrió el viejo Apple I entre la “chatarra” que les había llevado su cliente, supo que tenían un buen negocio entre las manos.

La política de la firma de reciclaje es dividir las ganancias conseguidas de las ventas que hacen a la mitad, el 50% para ellos, y el otro 50% para la persona que les donó el material. Lo malo es que no saben quién es la mujer, ya que no les dejó ningún dato. Simplemente llegó y les dijo: “quiero deshacerme de estos trastos y limpiar mi garaje”. Cuando le preguntaron si quería un recibo, respondió: “no, no necesito nada”, y se fue.

Según la empresa de reciclado, la mujer conducía un SUV, pero por razones obvias no han querido dar más información. Para recibir sus 100.000 dólares, todo lo que tiene que hacer es visitar la empresa, donde el propietario la identificará, ya que la recuerda perfectamente.

Así que ya sabéis: si hacéis limpieza en el trastero, tened mucho cuidado con lo que tiráis. Nunca se sabe.

MIRA NUESTRA GUÍA DE REGALOS

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Powered-by iPhoneA2

comentarios