lo más nuevo! ofertas ia2
> > Los 5 mejores discos duros SSD internos para iMac, MacBook Pro y PC

Los 5 mejores discos duros SSD internos para iMac, MacBook Pro y PC

Fran Rodríguez

12 julio, 2017
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Sin paños calientes: la tecnología SSD ha revolucionado el sector del almacenamiento de datos. La diferencia de rendimiento entre un disco duro tradicional HDD y un SSD es tan brutal que, si instalas uno de estos últimos en tu antiguo Mac o PC, te dará la sensación de que te has comprado un equipo completamente nuevo.

En un segmento en el que poco a poco se van abaratando las unidades SSD internas, y en el que cada vez existen más modelos para escoger, tomar la decisión de compra más adecuada puede resultar complicado. Por eso, en iPhoneA2, hemos rastreado minuciosamente el mercado en busca de los mejores discos duros SSD internos para Mac y Windows –todos los de nuestra selección son compatibles con ambos sistemas operativos–.

Si, además, necesitas orientación sobre cómo escoger un disco SSD, en la parte inferior de esta misma página encontrarás nuestra guía de compra, en la que abordamos asuntos como la manera en que funciona esta tecnología, qué ventajas y desventajas tiene, cómo instalar un SSD interno en tu Mac o PC y qué has de tener en cuenta a la hora de elegir el tuyo.

SSD interno para Mac y PC con mejor relación calidad-precio | Samsung SSD 850 EVO

Samsung SSD 850 Evo

Samsung es una de las compañías que más se ha volcado con la tecnología SSD, y la calidad de sus modelos, unida al renombre del gigante coreano, le ha convertido en uno de los líderes del sector. Su 850 EVO es un disco SSD que rinde a un nivel más que destacable y que, a su vez, presenta un precio sumamente competitivo, por lo que se trata de una de las alternativas más interesantes para darle una segunda vida a tu Mac o PC.

Con este modelo, la marca coreana se ha querido desmarcar de sus competidores introduciendo dos interesantes tecnologías. La primera es la llamada 3D V-Nand, con la que Samsung ha conseguido, con respecto a sus modelos anteriores, mejorar el rendimiento de la unidad un 20% y disminuir su consumo energético en un 40%. Datos que ya nos empiezan a hablar a las claras de la eficiencia del 850 EVO.

Y la segunda es RAPID, una tecnología que se aprovecha de la memoria RAM disponible del equipo para lograr una velocidad de funcionamiento ligeramente superior. ¿Las malas noticias? Para utilizar RAPID hay que activar un software específico de Samsung que sólo es compatible con Windows… por lo que los usuarios de Mac nos tendremos que conformar con la velocidad “de serie” que trae la unidad.

Velocidad que, no obstante, no resulta nada desdeñable: según las pruebas realizadas por el laboratorio de CNET, el 850 EVO es capaz de mantener una velocidad de transferencia de 183 MB por segundo cuando es utilizado como unidad principal del equipo y se encuentra leyendo y escribiendo datos al mismo tiempo. No es la mejor cifra del sector –esa queda reservada para el SanDisk Extreme Pro, modelo bastante más costoso–, pero sí que resulta muy positiva y, desde luego, es capaz de darle sopas con  hondas a cualquier disco duro HDD.

La durabilidad tampoco es algo que te deba preocupar con este modelo: en las dos versiones de menor capacidad, ésta se cifra en 75TB, mientras que en el resto de versiones llega a los 150TB. Lo que, en cristiano, significa esto, es que si grabas cada día 10GB de información en el SSD –y luego la vas borrando al ritmo que quieras–, la unidad tardará o bien más de 20 años en estropeársete –en el caso de las pequeñas– o bien más de 40 años –en el de las grandes–. Vamos, que con el 850 EVO tendrás disco SSD para rato…

Además, para aportar tranquilidad Samsung proporciona una amplia garantía de 5 años con la compra de este modelo; garantía que se halla por encima de la media –que está en 3 años–, por lo que no está nada mal.

En definitiva, el 850 EVO nos parece una alternativa muy equilibrada –probablemente, y teniendo en cuenta su precio, la más equilibrada del mercado– y un buen producto para todo el que busque una buena unidad SSD interna para mejorar el rendimiento de su MacBook Pro, iMac o PC. Las 5 estrellas de valoración que ha recibido por parte de los más de 2.000 clientes que han opinado sobre él en Amazon así lo atestiguan. Éstas son las capacidades disponibles y sus precios aproximados:

  • 120 GB – 85€
  • 250 GB – 95€
  • 500 GB – 145€
  • 1 TB – 295€
  • 2 TB – 675€
  • 4 TB – 1.500€

Puedes ver más sobre el 850 EVO –incluyendo todas sus versiones– y, si así lo deseas, comprarlo, haciendo clic en este enlace. ¡Ah! Y si te gusta esta marca y estás dispuesto a gastarte algo más de dinero a cambio de un rendimiento superior –velocidades de transferencia de 246 MB por segundo– y una mayor durabilidad –el doble que la del 850 EVO–, te recomendamos que le eches un vistazo, también, al modelo tope de gama de Samsung: el 850 PRO. Puedes verlo haciendo clic en este enlace.

 

El SSD interno para Mac y PC más rápido | SanDisk Extreme Pro SSD

El SSD interno para Mac más rápido - SanDisk Extreme Pro SSD

Si quieres elevar al máximo el rendimiento, la velocidad y la fluidez de tu Mac o PC, entonces tu SSD interno es el Extreme PRO de la compañía estadounidense SanDisk. No en vano, se trata de la unidad que ha logrado los mejores datos en las pruebas llevadas a cabo por el tech lab de CNET, con velocidades de transferencia de 251 MB por segundo –al ser utilizada como unidad principal del equipo y realizando tareas de lectura y de escritura al mismo tiempo–. Una cifra absolutamente estratosférica.

Para lograr semejantes resultados, SanDisk ha utilizado una tecnología a la que ha bautizado con el nombre de nCache Pro, especialmente diseñada para optimizar el rendimiento de su SSD. La unidad también resulta bastante fiable, al presentar una durabilidad de 80TB, lo cual, traducido a número de años estimados que aguantará con un uso normal, nos da una cifra de 22 años. ¡Nada mal!

La compañía americana, de hecho, confía tanto en la calidad de su producto que ofrece una impresionante garantía de 10 años, la más alta que hemos visto en este sector. Vamos, que se trata de un SSD con el que podrás estar muy tranquilo durante un periodo de tiempo realmente amplio.

En resumen, se trata a día de hoy del SSD interno que mejor rinde del mercado, por lo que si no te conformas con menos que con lo máximo, éste es el que debes elegir. Eso sí… como suele ocurrir, la máxima calidad tiene un precio, y uno bastante alto. No es éste, desde luego, el SSD más económico que te podrás encontrar. Aquí te dejamos las capacidades disponibles y sus precios aproximados:

  • 240 GB – 150€
  • 480 GB – 200€
  • 960 GB – 400€

Puedes ver todas las versiones y, si quieres, hacerte con una de ellas a través de este enlace.

 

El mejor SSD barato para Mac y PC | Transcend SSD370S

Disco duro SSD barato para Mac - Transcend SSD370S

Transcend es una compañía que siempre logra una ajustadísima relación calidad-precio en sus productos, y este SSD370S no supone ninguna excepción a la regla; no, no es ésta la unidad SSD más rápida del mundo, pero sí que puede ser capaz de aumentar sobremanera el rendimiento de un Mac o PC antiguo y, lo que es más importante, lo hace por una cantidad de dinero que –especialmente en los modelos de menor capacidad– no es tan prohibitiva como la necesaria para hacerse con otros modelos.

Y es que estamos hablando de un SSD más barato de lo habitual –la versión de 128 GB, por ejemplo, apenas supera los 50€–, y además muy durable: con la versión de 500 GB, por ejemplo, Transcend ha logrado una durabilidad estimada de 550TB, muy superior a lo habitual en el sector y que, a priori, significa que, con un uso normal, aguantaría más de 100 años sin estropearse. Obviamente, en la práctica no creemos que llegue tan lejos… pero vamos, que es un SSD con cuerda para rato.

La compañía china, no obstante, no se moja tanto como SanDisk a la hora de ofrecer garantías: el SSD370S sólo viene con 3 años de garantía, cifra estándar en el sector. Si tenemos en cuenta su precio, la verdad es que es algo que no nos extraña. Al fin y al cabo, es difícil dar 10 años de garantía cuando tu producto es el más barato, ¿no os parece?

Decíamos unas líneas más arriba que el SSD370S no es el disco SSD más rápido… y a las pruebas nos remitimos. Concretamente, a las realizadas por CNET, que sitúan su velocidad de transferencia –al usarlo como unidad principal del equipo y realizando tareas de lectura y escritura al mismo tiempo– en 151 MB por segundo. Una cifra que, si la comparamos con las arrojadas por otros SSD internos, resulta discreta, pero que resultará más que suficiente para que notes una mejora de rendimiento abismal en comparación con el aportado por cualquier disco duro tradicional HDD.

Estos son las capacidades disponibles y los precios aproximados del Transcend SSD370S:

  • 32 GB – 35€
  • 64 GB – 45€
  • 128 GB – 50€
  • 256 GB – 90€
  • 512 GB – 170€
  • 1 TB – 370€

Puedes ver más sobre este SSD interno, en todas sus versiones, y, si lo deseas, comprarlo, haciendo clic en este enlace.

 

Alternativa excelente en relación calidad-precio | Crucial MX200 SSD

SSD interno para Mac - Crucial MX200

Crucial es otra de las marcas que están dando más guerra en el sector de las unidades SSD internas, y sus modelos son algunos de los más reputados del mercado. El MX200 que nos ocupa es un buen disco duro SSD que le puede dar una segunda vida a tu antiguo Mac o PC, por lo que también resulta interesante considerarlo.

Para empezar, se trata de una unidad bastante durable; la versión de 250GB posee una durabilidad de 80TB, cifra que se dobla a 160TB en la versión de 500GB y que llega a los 320TB en la versión de 1TB. Hablando en cristiano, lo que esto significa es que la versión de 250GB tiene una duración estimada, con un uso normal, de unos 22 años, la de 500GB alcanzaría los 44 años y la de 1TB, en teoría, debería durar más de 80 años sin estropearse.

Decimos “en teoría”, obviamente, porque luego en el uso del día a día pueden ocurrir muchas cosas por las que se te estropeen antes… pero vamos, que debería durarte lo suficiente como para que no sientas que has tirado el dinero en él. Crucial ofrece una garantía de 3 años con su MX200, algo inferior a lo que nos hubiera gustado, pero que se sitúa en la media del sector.

En cuanto a su rendimiento, las velocidades de transferencia que ha logrado este SSD interno en las pruebas de CNET alcanzan los 190 MB por segundo –al utilizarlo como unidad principal del equipo y realizando tareas de lectura y escritura al mismo tiempo–, una cifra realmente buena, ligeramente superior a la arrojada por el Samsung 850 EVO en estas mismas pruebas, por lo que puedes esperar una gran mejora en el desempeño de un Mac antiguo al instalarle este disco SSD.

Estos son las capacidades y precios aproximados en los que podrás encontrar el Crucial MX200:

  • 250 GB – 100€
  • 500 GB – 170€
  • 1 TB – 325€

Puedes ver todas las versiones, y hacerte con una si así lo deseas, a través de este enlace.

 

La alternativa de Toshiba: el OCZ Vector 180

Disco SSD interno para Mac - OCZ Vector 180

Cerramos nuestra selección de unidades SSD internas para Mac con la alternativa de la marca japonesa Toshiba, que, con la submarca OCZ, está tratando de hacerse con una buena porción del mercado. Su Vector 180 es una opción interesante para todo el que busque aumentar el rendimiento de su equipo, aunque quizás se sitúa un peldaño por debajo de sus principales competidores.

Su durabilidad, no obstante, no está nada mal: 90TB, lo cual significa que, con un uso normal, tardaría unos 25 años en estropearse. Toshiba, además, proporciona 5 años de garantía con la compra de su OCZ Vector 180, cifra superior a las ofrecidas por Crucial y Transcend y similar a la que aporta Samsung, por lo que la compañía japonesa saca pecho aquí y demuestra confianza en su producto.

En lo que nos parece que el OCZ Vector 180 está un peldaño por debajo de algunos competidores es en su relación rendimiento-precio: se trata de una unidad que no ha logrado los mejores resultados en las pruebas realizadas por el laboratorio de CNET, quedándose en una velocidad de transferencia de 175 MB por segundo –al ser utilizada como unidad principal del equipo y realizando labores de lectura y escritura a la vez–, que la verdad es que no está nada mal, pero el caso es que los precios que presenta esta unidad son algo superiores a la media…

En definitiva, un SSD interno que puede satisfacer a los usuarios que se hagan con él, y que de hecho se ha merecido estar entre el “top-5” del mercado, pero que resulta, quizás, un poquito menos interesante que los demás modelos de nuestra lista. Aquí tienes las diferentes capacidades disponibles y su precio aproximado –pulsando los links, podrás ver más información sobre cada una de las versiones, y comprarlas si así lo deseas–:

 

Guía de compra: consejos para escoger un SSD interno

Si necesitas un punto más de orientación para escoger el SSD interno adecuado para ti, o resolver dudas sobre cómo funciona esta tecnología, cómo instalar un SSD en tu Mac o qué especificaciones son más importantes, sigue leyendo: a continuación resolvemos todas esas dudas en nuestra guía de compra.

Empecemos por el principio… ¿Qué es el almacenamiento SSD?

Las unidades SSD funcionan de una manera completamente distinta a los discos duros tradicionales HDD. Mientras que estos últimos poseen un disco mecánico en su interior, en el cual se hallan almacenados todos los datos, y para acceder a los cuales es necesaria la presencia de una aguja que se va moviendo hasta aterrizar en el punto en el que se encuentre la información que se está buscando, los SSD se componen, simplemente, de bloques de memoria flash.

Este tipo de memoria es, para que te hagas a la idea, muy parecida a la que poseen los pendrives que solemos llevar en los bolsillos y que conectamos a nuestros equipos mediante USB. Por lo tanto, las unidades SSD, en realidad, no llevan ningún disco en su interior, aunque a menudo se las llame “discos duros SSD”, por nuestra asociación del término “disco duro” con las unidades de almacenamiento de nuestros equipos.

¿Y funciona mejor un SSD que un disco duro HDD?

En dos palabras: muchísimo mejor. Lo primero que notarás si instalas un SSD en tu Mac es un aumento de velocidad espectacular; no en vano, los SSD son hasta 5 veces más rápidos que los discos duros HDD, algo que se percibe con claridad en la fluidez con la que funciona el sistema operativo, la presteza con la que arranca el sistema y la ligereza con la que se abren y/o se transmiten los distintos archivos. Y, creednos, cuando decimos que “se percibe con claridad” significa que se nota una auténtica barbaridad –en la redacción de iPhoneA2 lo hemos vivido ya con varios equipos–.

Y las ventajas no terminan ahí: las unidades SSD son sumamente más silenciosas que las HDD –es más, apenas se nota ningún tipo de ruido mientras funcionan–, aguantan muchísimo más los golpes o meneos que se puedan llevar –algo motivado por el hecho de no tener partes mecánicas en su interior–, poseen un consumo de energía bastante más reducido y mantienen la temperatura a unos niveles más bajos, siendo así más difícil que se sobrecalienten.

En definitiva, no parece descabellado afirmar que estamos hablando de la tecnología que está llamada a ser, en muy poco tiempo, el estándar en lo que a unidades de almacenamiento se refiere. A día de hoy, los únicos dos inconvenientes que tienen los SSD son su menor capacidad de almacenamiento con respecto a los HDD –aunque ya se ven en el mercado algunos modelos que llegan hasta los 2 TB, e incluso a los 4 TB– y su precio, aún bastante alto –mucho más que los HDD, aunque por suerte, poco a poco, empiezan a resultar algo más asequibles–.

¿Y cómo se instala un disco duro SSD en mi Mac o PC? ¿Podré hacerlo fácilmente?

Pues la verdad es que resulta poco menos que pan comido: en 10 minutos lo puedes tener listo. Puedes ver lo sencillo que es en el siguiente vídeo del youtuber Pakkorro, en el que éste explica cómo instalar paso a paso una unidad SSD en un MacBook Pro. ¡Desde luego, la dificultad de instalación no es un problema que te deba echar atrás en la compra de tu SSD!

Muy bien, quiero comprar un SSD para mi Mac o PC… ¿En qué me debería fijar?

Básicamente, has de tener en cuenta 5 aspectos:

Capacidad

Ahora mismo en el mercado puedes encontrar discos duros SSD que van desde los 32GB de capacidad hasta los 2TB. Piensa bien en el almacenamiento que realmente necesitas para el uso del día a día de tu Mac, quizás puedas almacenar tus archivos multimedia en una unidad externa y así ahorrarte un dinerito –ten en cuenta que la memoria SSD, a día de hoy, sigue siendo bastante cara–. En el siguiente enlace puedes ver nuestra selección de los mejores discos duros externos para Mac, por si decides, también, hacerte con uno.

Velocidad

Como te hemos comentado unas líneas más arriba, las unidades SSD resultan sumamente más rápidas que los discos duros HDD de toda la vida; pero, como te podrás imaginar, algunos modelos son más veloces que otros.

Se trata de una especificación que nos parece importante chequear, y a veces no resulta fácil hacerlo, ya que los fabricantes suelen “disfrazar” las cifras en la medida de lo posible para que parezcan más espectaculares –algo parecido a lo que hacen los fabricantes de coches cuando te cuentan que su último modelo consume 3 litros de gasolina cada 100 km… y luego resulta prácticamente imposible lograr esas cifras, ya que han sido tomadas en condiciones muy específicas–.

No obstante, no te preocupes: nosotros te daremos datos reales de uso, los tomados por el laboratorio de pruebas del reputado site tecnológico CNET. En los modelos que te recomendamos, te contaremos el dato que más nos interesa: su velocidad de transferencia cuando se utiliza como unidad principal del Mac y se halla leyendo y escribiendo datos al mismo tiempo. Será ésta la cifra que usemos como referencia para determinar el desempeño de los discos SSD de los que te hablamos.

Durabilidad

Obviamente, nadie quiere comprar un disco duro SSD para que se le estropee a las primeras de cambio. Por eso es importante fijarse en la durabilidad que presenta la unidad: sí, existe una especificación con la que te podrás hacer a la idea del tiempo que podrá aguantar el SSD antes de estropearse.

Es lo que los anglosajones llaman “endurance”, y te dice la cantidad de datos que podrás escribir en la unidad SSD hasta que ésta quede inservible. Por ejemplo, si el modelo en el que estás interesado tiene una durabilidad o endurance de 60TB, eso significará que no se te estropeará antes de que grabes en él esa cantidad de datos.

Como se trata de una cifra que, probablemente, tampoco es que te diga mucho, cuando te hablemos de los productos te la “traduciremos” al número de años que te duraría la unidad SSD escribiendo 10GB cada día en ella –un uso que se podría considerar como estándar tirando a intenso–.

Garantía

Existen grandes diferencias entre los años de garantía que te ofrecen algunas marcas con respecto a los que te dan otras; para que te hagas una idea, estamos hablando de un margen que va desde los 3 hasta los 10 años de garantía. Obviamente, debería ser un factor a tener en cuenta en tu decisión, ya que un plazo de garantía más largo aporta una tranquilidad nada desdeñable.

Precio

Obviamente, este es un aspecto que suele ir unido a los otros cuatro: a más capacidad, velocidad, durabilidad y garantía, más alto suele ser el precio. No obstante, teniendo en cuenta que estamos hablando de un producto bastante costoso, no está de más que te marques un presupuesto máximo y que, una vez hecho eso, elijas cuál de los otros aspectos resulta más prioritario para ti, y así escoger el modelo que realmente cumpla lo que te resulte más esencial.

¡Y hasta aquí nuestro repaso de los mejores SSD internos del mercado! Esperamos haberte ayudado en tu elección y que disfrutes del aumento de velocidad en tu Mac una vez hayas instalado tu unidad. Si tienes alguno de los SSD que recomendamos y nos quieres contar tu opinión sobre él, o en el caso de que desees recomendarnos algún otro, no dudes en dejarnos un comentario.

OFERTA DEL DÍA

-9% iPhone 7 (Negro Mate, 32GB)

iPhone 7 (Negro Mate, 32GB)

579,99€

639,00€

Powered-by iPhoneA2

comentarios