lo más nuevo! ofertas ia2

Apple aparca su Apple Car por el momento

Por Marta Rodríguez

18 octubre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Desde hace ya bastante tiempo, venimos oyendo rumores de que Apple estaba trabajando en la creación de un coche eléctrico. El proyecto es conocido con el nombre interno de Proyecto Titan y, cuenta con un equipo de unas 1.000 personas.

Sin embargo, según ha revelado Mark Gurman en un artículo para Bloomberg, Apple podría haber tomado la decisión de dejar aparcadas, por el momento, sus ambiciones de crear su propio coche, y centrarse, en cambio, en el desarrollo de un sistema de conducción autónomo, que la compañía podría utilizar para asociarse con fabricantes de coches ya existentes, si bien no queda descartado que en un futuro puedan volver a trabajar en el diseño de su propio vehículo, el conocido popularmente como Apple Car.

Según han informado fuentes cercanas al proyecto, en los últimos meses ha habido grandes cambios en el equipo que componía el Proyecto Titan, con cientos empleados resignados a otros puestos, o dejando Apple. Sin embargo, el número de personas que componen el equipo no ha variado sustancialmente, ya que Apple ha contratado a más gente para trabajar en el nuevo rumbo que ha tomado el proyecto.

De hecho, los ejecutivos de Apple le han dado al equipo que trabaja en el coche un plazo, que terminará a finales del año que viene, para que demuestren la viabilidad del sistema de conducción autónomo, y entonces decidirán qué dirección tomar.

Este cambio en el proyecto ha llegado tras meses de desacuerdos en la estrategia a seguir, cambios de liderazgo, y problemas con la cadena de suministros en los laboratorios secretos de Apple en Sunnyvale, California, muy cerca de su cuartel general en Cupertino.

Apple empezó el Proyecto Titan en 2014 con grandes ambiciones para hacerse un sitio en la industria automovilística. Los creadores del iPhone empezaron a contratar un sin fin de ingenieros y ejecutivos procedentes de importantes empresas del mundo de los coches, como Tesla o Fiat. Los rumores apuntaban a que el Apple Car estaría listo para 202 ó 2o21, aproximadamente, y se esperaba que revolucionara el mundo del automóvil, del mismo modo en que el iPhone revolucionó la industria de los móviles en 2007.

Apple_Car

Sin embargo, parece que desarrollar un coche tan ambicioso ha resultado ser más complicado de lo esperado. A finales de 2015, empezaron a surgir conflictos internos en el proyecto. Los directores a cargo del proyecto empezaron a tener desacuerdos en la dirección a tomar. Según cuentan fuentes internas, había un problema de liderazgo. A principios de 2016, el líder del proyecto, Steve Zadesky, un antiguo ingeniero de Ford Motor Co. y uno de los diseñadores del iPod, abandonaba el Proyecto Titan, si bien continuó dentro de Apple.

Su sustituto fue Bob Mansfield, uno de los ingenieros que ayudaron a desarrollar el iPad original. Aproximadamente un mes más tarde, Mansfield subió al escenario del auditorio Silicon Valley, y desde allí habló a los cientos de empleados del Proyecto Titan, anunciándoles el cambio de estrategia. Mansfield les explicó que había examinado el proyecto y había determinado que lo mejor para Apple era abandonar los planes de crear un coche con el que competir con Tesla, y desarrollar en su lugar un sistema de conducción autónomo.

En los siguientes meses, los ingenieros empezaron a abandonar el proyecto. Algunos decidieron dimitir, otros fueron despedidos. En total, 120 ingenieros de software dejaron el proyecto, además de varios cientos de ingenieros de hardware.

John Wright, un veterano de Apple que dirigía los equipos de software, también abandonó el proyecto, mientras que Dan Dodge, el creador del software para coches autónomos QNX de Blackberry, asumía un papel más grande en el desarrollo de la arquitectura de la plataforma de Apple.

Los ingenieros que quedan en el proyecto están trabajando en programas autónomos, sensores de visión, y simuladores para probar la plataforma en el mundo real.

La visión original del Proyecto Titan era un coche capaz de detectar a su conductor gracias a su huella dactilar, y llevarle a donde quisiera con tan solo apretar un botón. En un momento dado, la compañía consideró un coche sólo parcialmente autónomo, que siguiera teniendo volante y pedales, pero los planes se volvieron más ambiciosos con el tiempo.

Otro de los factores que pueden haber hecho que Apple haya decidido abandonar sus planes de desarrollar su propio coche, es la complejidad de la cadena de suministros del mundo de la automoción. En el campo de los smartphones, Apple tiene un gran control sobre los suministradores para dispositivos como el iPhone, pero la compañía ha descubierto que con los fabricantes de componentes de coches no lo tienen tan fácil. Y es que la inversión para fabricar componentes de coches es muy alta, y lo más probable es que Apple, en un principio, produjera pocas unidades de su vehículo.

En fin, que, visto lo visto, probablemente nunca llegaremos a ver el esperado Apple Car.

OFERTA DEL DÍA

-26% Cargador de coche inteligente con localizador del vehículo

Cargador de coche inteligente con localizador del vehículo

39,99€

53,99€

Powered-by iPhoneA2

comentarios