lo más nuevo! ofertas ia2

Samsung trató de sobornar a un usuario para que retirara un vídeo de su Galaxy Note 7 ardiendo

Por Marta Rodríguez

19 octubre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Está claro: las últimas semanas no han sido lo que se dice muy buenas para Samsung con todo el escándalo de los Galaxy Note 7 explosivos, pero la actitud de la compañía coreana no hace sino empeorar la situación.

Uno podría pensar que, cuando se vio obligada a retirar del mercado y suspender definitivamente la producción de su Note 7, la compañía coreana había tocado fondo, pero las cosas podrían ponerse aún más feas tras las acusaciones vertidas por un usuario chino, que asegura que Samsung le sobornó para que eliminara de internet un vídeo en el que se veía cómo se quemaba su terminal.

Según ha publicado The New York Times, Zhang Sitong, un ex-bombero de 23 años, estaba guardando el número de teléfono de un amigo en su Samsung Galaxy Note 7 cuando notó que empezaba a vibrar y a emitir humo, así que lo tiró al suelo inmediatamente, y le pidió a su amigo que lo grabara.

Ese mismo día, dos empleados de Samsung se presentaron en su casa, y le ofrecieron un Note 7 nuevo, además de 900 dólares en concepto de “compensación”, siempre que retirara el vídeo de internet. Zhang Sitong rechazó la oferta muy enfadado: sólo unas semanas antes, cuando Samsung había retirado temporalmente del mercado el Note 7 en el resto del mundo, la compañía aseguró a sus clientes chinos que el dispositivo era seguro, ya que las baterías de las unidades distribuidas en China tenían una batería de un proveedor diferente a la que llevaban los modelos vendidos en el resto del mundo.

“Dijeron que no había problema con los teléfonos en China. Por eso compré un Samsung”, declaró Zhang Sitong. “Están engañando a los consumidores chinos”.

Aquí podéis ver el vídeo en cuestión:

Esta no es la primera vez que Samsung ha sido acusada de no jugar limpio en el asunto de los Galaxy Note 7. Recientemente, un usuario de Kentucky, llamado Michael Klering, despertó en plena noche para descubrir que su Note 7 había estallado en llamas y su dormitorio estaba lleno de humo. El hombre tuvo que ser hospitalizado por inhalación de humo, y Samsung le pidió que les entregara la unidad defectuosa, ofreciéndole dinero a cambio, para estudiarla. Klering se negó, y amenazó a Samsung con hacer público el incidente. Pero lo peor es que Samsung, además de no jugar limpio, tiene unos empleados un tanto descuidados, porque Michael Klering recibió por error un mensaje del encargado de atenderle que, claramente, no estaba destinado a él, sino a un colega:

“Ahora me encargo de esto. Puedo intentar detenerlo si pensamos que tendrá importancia, o podemos dejarlo que haga lo que está amenazando con hacer, a ver si lo hace”.

Todas estas cosas no hacen más que deteriorar la imagen de Samsung, una imagen que está saliendo muy mal parada de todo este asunto, y que va a hacer que sea muy difícil que recuperen la confianza de sus usuarios.

MIRA NUESTRA GUÍA DE REGALOS

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Powered-by iPhoneA2

comentarios