lo más nuevo! ofertas ia2

La policía británica utiliza métodos muy poco tecnológicos para saltarse el cifrado de los iPhones

Por Marta Rodríguez

06 diciembre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Este año ha habido mucho debate sobre el tema del cifrado de los iPhones, algo que protege nuestra privacidad, pero que ha provocado más de un dolor de cabeza a cuerpos policiales, o agencias gubernamentales como el FBI, que se encuentran con la imposibilidad de acceder a los datos de los móviles de sospechosos de diversos crímenes.

En algunos casos, las fuerzas del orden recurren a hackers para conseguir acceder a los iPhones, pero la policía británica ha decidido utilizar un método menos tecnológico y más sencillo: atracar al sospechoso mientras está hablando por su iPhone para así robárselo mientras está desbloqueado.

Según relata la BBC, la táctica fue utilizada por un equipo especializado de la policía, encargado de investigar el fraude online. El sospechoso, llamado Gabriel Yew, estaba siendo investigado bajo la sospecha de hacer tarjetas bancarias falsas, que después varias bandas europeas, que las utilizaban para comprar bienes de lujo.

Los detectives sospechaban que el sospechoso utilizaba exclusivamente su iPhone para comunicarse con el resto de miembros de la red delictiva, sabiendo que, en caso de que lo cogieran, no podrían obligarle a desbloquear su dispositivo, de modo que no podrían acceder a los datos que lo incriminaban.

Los encargados de la investigación pensaron en varias posibilidades, una de ellas, forzar al sospechoso a que pusiera un dedo en el dispositivo para desbloquearlo con el Touch ID. Sin embargo, llegaron a la conclusión de que esto no era legal, con lo cual tuvieron que descartarlo.

En su lugar, decidieron llevar a cabo un “atraco legal”, así que un equipo de incógnito empezó a seguirlo, hasta que Yew, en un momento dado, desbloqueó su iPhone para hacer una llamada. El equipo fue rápido: uno de los detectives arrebató a Yew el iPhone de la mano, mientras sus compañeros le sujetaban, y después se encargó de deslizar el dedo por la pantalla para que no se volviera a bloquear, hasta que pudieron descargar todos los datos que contenía.

Como resultado, consiguieron un auténtico filón de información sobre el negocio ilegal de Yew, lo que llevó a la detención de cuatro personas más, y a la investigación de muchos más sospechosos potenciales.

A Gabriel Yew no le quedó más remedio que declararse culpable, y ha sido condenado a cinco años y medio de prisión.

OFERTA DEL DÍA

-40% Base de carga Mac Vintage para Apple Watch

Base de carga Mac Vintage para Apple Watch

14,32€

23,89€

Powered-by iPhoneA2

comentarios