Por qué cargar la batería de tu iPhone por la noche no es malo

cargar la batería de tu iPhone por la noche

Uno de los gestos más habituales que tenemos los usuarios interiorizados es, sin duda, cargar la batería de tu iPhone por la noche. Pero sin duda, la carga nocturna de dispositivos electrónicos, especialmente de los cada vez más omnipresentes teléfonos inteligentes, casi desde la estandarización de los teléfonos móviles ha sido objeto de debate y preocupación.

Explorando la ciencia detrás de las baterías modernas y desafiando los mitos arraigados, en este artículo te contaremos por qué la carga nocturna puede ser una práctica segura y conveniente que no conlleva ningún riesgo para ti y para tu teléfono.

¿Por qué no es malo dejar que tu iPhone cargue toda la noche?

CARGAR IPHONE POR LA NOCHE NO ES MALO

El exceso de calor no afecta a la carga del teléfono

Uno de los argumentos que usan los detractores de cargar el teléfono mientras duermes es que efectivamente, el teléfono genera calor y que, por lo tanto, ese excesivo calor no es bueno para el mismo.

Sin embargo, en el caso de los iPhone y otros dispositivos modernos, los avances en tecnología de gestión térmica han mitigado en gran medida este riesgo, ya que están diseñados con sistemas de enfriamiento eficientes y sensores integrados que monitorean de cerca la temperatura del dispositivo durante la carga.

Además, los adaptadores de corriente y los cables de carga de Apple están diseñados para minimizar la acumulación de calor y cortar el suministro en caso de que detecten alguna anomalía en el proceso de carga.

Ciclos de carga optimizados: un diseño de carga inteligente

Una de las innovaciones que están ocurriendo de algunos años “para acá”, es la optimización de los ciclos de carga optimizados. Estos sistemas utilizan algoritmos inteligentes para controlar la carga y descarga de la batería, optimizando así su rendimiento y prolongando su vida útil.

Para hacerlo el teléfono monitoriza constantemente la temperatura para evitar el sobrecalentamiento en base a los sensores internos, además de contar con un sistema de gestión de la energía muy eficiente que se encarga de suministrar al teléfono la energía que le hace falta según las tareas que tenga que realizar y además suelen limitar la carga cuando se llega al 100% de batería (o incluso algo antes), para evitar sobrecargas y daños en la misma.

Además, los iPhones modernos están equipados con tecnologías como la carga adaptativa, que ajusta la velocidad de carga según las condiciones de la batería y el dispositivo, minimizando el estrés en la batería y reduciendo el desgaste a lo largo del tiempo. Todo esto ayuda a que cargar la batería de tu iPhone por la noche sea algo seguro.

Las baterías son más duraderas: el litio es la clave

Las baterías que usamos hoy en día, basadas en la tecnología de ion Litio, son mucho más duraderas que las que usábamos en el pasado, en buena medida gracias a que estas tienen una mayor densidad de energía y una vida útil más larga en comparación con las baterías más antiguas, como las de níquel-metal hidruro (NiMH) o las de níquel-cadmio (NiCd).

Además, son compatibles con elementos electrónicos que garantizan que se cargue de la manera más segura posible: las BMS, que son las piezas que se encargan de gestionar el balanceo de la batería y toda la carga en general de la misma.

Y como punto añadido extra a las mejoras tecnológicas, no podemos olvidarnos de las últimas innovaciones en la carga de baterías: los sistemas de refrigeración y disipación de las baterías como el rumoreado que tendrá el iPhone 16, que garantizar a prevenir el sobrecalentamiento y asegurar que aún así, la vida de la batería se alargue.

¿Cómo mejorar la carga de la batería de tu iPhone?

mejorar la carga de la batería en iPhone

Tener activada la opción de Recarga Optimizada

Dentro de las opciones de carga que nos ofrecen nuestros iPhone, existe una que es bastante interesante y que vale la pena tener en cuenta: la Recarga Optimizada.

Esta función utiliza algoritmos avanzados para aprender los hábitos de carga del usuario y optimizar el proceso de carga de la batería en consecuencia, ayudándonos a prolongar la vida de la batería logrando sacar el mejor mix de rendimiento / carga de la batería para nuestro iPhone.

Además, como si fuera la guinda del pastel, esta función también puede tener en cuenta factores ambientales, como la temperatura, a fin de adaptarse a las condiciones y garantizar una carga segura y eficiente para poder cargar tu iPhone de noche sin miedo ni problemas asociados.

Usar cargadores originales y certificados

Creo que no hace falta insistir mucho, pero si aún eres de los que piensan que usar “el cargador del chino” está bien… te animamos a que te lo replantees de nuevo y que uses accesorios originales de la marca o bien certificados por Apple o un fabricante reconocido al menos.

Piensa que, si un cargador es barato, es porque sus componentes internos suelen ser de mucha peor calidad que los componentes de cargadores de primeras marcas, y pueden tener fallos de seguridad graves que podrían convertir tu experiencia de carga nocturna en una pesadilla.

Quitar la funda del teléfono para cargar

Si aún así te preocupa el calor y tienes una funda más bien gruesa, quitársela para cargar la batería de tu iPhone por la noche puede ser una práctica interesante para evitar el sobrecalentamiento.

Algunas fundas, por ejemplo las famosas “rugerizadas”, o las 360 de goma, pueden interferir con el proceso de disipación del calor del teléfono, lo que podría hacer que se caliente más de lo deseado durante la carga. Esto no solo puede afectar la eficiencia de carga, sino que también podría contribuir al desgaste prematuro de la batería.

Y hemos puesto como ejemplo dos tipos de fundas totalmente desaconsejables, ya que realizan un efecto “horno” en el teléfono sin dejar escapar el calor de forma eficiente, algo que afectará sin duda a largo plazo a la vida de tu terminal móvil.

Al retirar la funda del teléfono antes de cargarlo, permites una mejor ventilación y disipación del calor, lo que puede ayudar a mantener una temperatura más óptima durante el proceso de carga.

Sin embargo, también te decimos que en la gran mayoría de fundas que existen en este mercado ese efecto de menor disipación del calor apenas es apreciable, por lo que realmente no hace falta que la saques, salvo que uses una funda que cubra totalmente al teléfono.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.