Curiosidades de Apple: de donde viene la “i” del iPhone

curiosidades de Apple

El día de hoy vamos a volver a hacer otro artículo histórico, hablando de una de las curiosidades de Apple más reseñables: el uso de la “i” en varios productos como el iPhone, iPod o iPad, además de que explicaremos por qué fue tan importante el lanzamiento del primer iPhone en el mercado.

Por lo que si quieres descubrir estas curiosidades de Apple y entender qué es lo que hay detrás del marketing de los nombres de sus productos más icónicos, ¡no te pierdas este artículo!

De dónde viene la “i” del iPhone, iPod o iPad

de donde viene la I de productos apple

Mucho se ha hablado del uso de la «i» en productos de Apple como iPhone, iPod o iPad, aludiendo que no tiene un significado específico. Se ha sugerido que podría representar varias palabras, como «inspiración», «individual», «información» o «innovación», pero realmente esto no llega a tener del todo sentido en productos como el iPod, que no tiene conexión a Internet.

Pero la culpable del uso de esta “i” tan famosa la tiene Steve Jobs en 1998, con la presentación de los primeros iMac, que expresó que ese nombre venía de unir las posibilidades de Internet (una tecnología que empezaba a llegar masivamente a los hogares a través del pulso telefónico) y de la facilidad de uso y estilo de los Macintosh. De hecho, es el final del uso del nombre Macintosh comercialmente, que pasó a abreviarse “Mac” a secas y que sigue así hasta hoy en día.

Y el uso de esa “i” quedó patente en la compañía como el prefijo distintivo para todos esos productos de consumo que eran innovadores, rompían el mercado y eran diferentes.

El único producto de Apple que abandonó la “i”

los ibook cambiaron de nombre, otra de las curiosidades de Apple

Los iBook G3 son los «abuelos» de nuestros actuales MacBook

Como curiosidad, en el único nicho de mercado que Apple dejó de usar el prefijo “i”, curiosamente, es en los portátiles. Originalmente Apple tenía sus iBook G3 y G4, pero posteriormente comenzó a lanzarlos con el nombre que tienen hoy en día: MacBook.

Esta es una de las curiosidades de Apple más llamativas, pero con un sentido: al eliminar el famoso prefijo y elegir nombres como MacBook Air y MacBook Pro, la compañía puede estar comunicando más directamente las características y el propósito de esos dispositivos en lugar de depender de una letra específica.

No nos olvidemos que en la época que se lanzaron los primeros MacBook, los ordenadores portátiles eran relativamente tochos y pesados. En cambio, Apple ofrecía pantallas comedidas, de altas capacidades y pensando en que sean ligeros y transportables «como un libro”, y de ahí su nombre.

La historia detrás del iPhone

iPhone 2G

El primer iPhone fue anunciado por el entonces CEO de Apple, Steve Jobs, el 9 de enero de 2007, durante la Macworld Conference & Expo en San Francisco, y representó un gran cambio en todo lo que conocíamos hasta la fecha en cuanto a lo que era un teléfono.

Que exista el iPhone no es un producto de mera casualidad que se le haya ocurrido de repente, sino que desde el lanzamiento del iPod, Steve Jobs tenía una idea en mente: crear un dispositivo revolucionario que combinara un teléfono, un reproductor de música y un dispositivo de comunicación móvil.

Desde el principio, Jobs y su equipo se enfocaron en crear una experiencia de usuario excepcional. Sobre todo, lo que perseguían era simplificar la interacción con la tecnología y eliminar la necesidad de teclados físicos, optando por una pantalla táctil como interfaz principal, pero sin inventar nada nuevo.

De esta manera, se combinó el conocimiento del mercado de productos afines como eran los iPod, los smartphones y las PDA, todo en un único dispositivo que era lo suficientemente fino como para caber en un bolsillo. Y con esto en mente, vamos a revisar el hardware que llevaba.

El iPhone original: hardware normalito, pero excepcionalmente ensamblado

iphone original

El iPhone original revolucionó la industria de los teléfonos inteligentes y cambió la forma en que las personas interactúan con la tecnología móvil, y no tanto por el hardware en sí, sino por la manera de hacer las cosas. Y esa manera de ver el mercado sin duda es una de las curiosidades de Apple que le dan el punto de diferenciación frente a la competencia.

El iPhone de 2007 presentaba una pantalla táctil capacitiva de 3.5 pulgadas con una resolución de 320 x 480 píxeles, con una interfaz se basaba en gestos táctiles, lo que eliminaba la necesidad de teclados físicos y tenía como único botón táctil el famoso botón Home, que fue eliminado con el iPhone X.

Tenía un refinado diseño basado en aluminio en la trasera y algo de plástico en la parte de detrás, una cámara de 2 megapíxeles que era bastante floja y lo peor aún, es que sólo tenía conectividad 2G, algo que ya Nokia había dejado como un estándar obsoleto con el lanzamiento del Nokia 6650 en 2002.

Es decir, que el iPhone era un producto que llegaba al mercado con tecnología de más de 5 años de retraso, sin ser un hardware puntero (competía en gama y precio con el Nokia N95, con cámara de 5 megapíxeles con sensor Carl Zeiss, GPS integrado y conectividad 3G, todas cosas que el iPhone carecía) pero aún así, era un producto redondo.

La integración del hardware que llevaba con la interfaz, que dejaba en evidencia lo desfasado que estaba el Symbian de Nokia, las Blackberry o Windows Phone y lo pobre que eran las versiones iniciales de Android, hacía que la experiencia de usuario fuera tan buena que te diera exactamente igual que no fuera lo más puntero del mercado. El teléfono lo valía.

Nuestra valoración como usuarios del iPhone 2G

Y en concreto puedo dar mi opinión del mismo, porque lo tuve importado de Estados Unidos en 2008 a través de una puja de eBay, cuando podías cazar “chollos” en horarios intempestivos para España y bajos de pujadores en EEUU. Así pude hacerme con mi iPhone 2G por el módico precio de 135 euros envío incluido, que estuve usando hasta bien entrado 2010. Por lo que en mi opinión, el iPhone 2G fue sin duda un grandísimo producto que valió enormemente la pena.

Esta manera de trabajar, usando sólo hardware maduro, es una de las señas de identidad de Apple que perviven a lo largo de hoy, aunque la innovación ahora va por otras áreas: invertir en buenos paneles, buenas cámaras y seguir buscando de forma obsesiva la mejor experiencia de usuario posible.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.