lo más nuevo! ofertas ia2

La complejidad de diseñar en Apple, esto es lo que pasó con el Apple Watch…

Por Marta Rodríguez

17 agosto, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


El Apple Watch que todos conocemos tiene todos los sensores importantes en la parte posterior del cuerpo del reloj, pero esto no siempre fue así, al menos en las primeras fases del diseño del dispositivo.

Puede que el nombre de Bob Messerschmidt no os diga nada, pero se trata de un antiguo ingeniero de Apple, y fue el encargado de dirigir el equipo responsable del sensor de ritmo cardiaco del Apple Watch. Hace unos días, Messerschmidt concedió una entrevista a Fast Company, y contó cómo fue su experiencia trabajando con Jony Ive en el diseño del reloj inteligente de la compañía de Cupertino.

Messerschmidt empezó a trabajar en Apple en 2010, cuando la compañía compró su startup, y durante tres años trabajó codo con codo con el equipo de diseño de Jony Ive en el desarrollo de lo que eventualmente sería el Apple Watch.

Como es habitual en Apple, la prioridad a la hora de diseñar el Apple Watch era conseguir ofrecer una buena experiencia de uso a sus eventuales usuarios. Messerschmidt cuenta, por ejemplo, que en cierto momento, propuso integrar los sensores de ritmo cardiaco en la correa del Apple Watch, argumentando que la lectura es más precisa si se toma en la parte inferior de la muñeca. Sin embargo, el equipo de Jony Ive descartó la idea de inmediato, ya que querían que las correas pudieran ser intercambiables.

Lo cierto es que Apple tiene alguna que otra patente en la que se describen correas para un reloj con sensores integrados, y en un momento se rumoreó que probablemente lanzarían correas inteligentes, que podrían conectarse con el puerto de diagnósticos del Apple Watch, aunque por el momento no se sabe nada más del proyecto.

Apple_Watch_sensores

Messerschmidt prosigue con su historia, contando que, tras el rechazo a poner sensores en la correa del reloj, ideó un diseño que integraba los sensores en la parte posterior del dispositivo, pero que requería que la correa estuviera bien apretada, para así facilitar un buen contacto con la piel del usuario. Una vez más, Jony Ive descartó la idea, arguyendo que, normalmente, la gente lleva el reloj flojo. Al final, el equipo de Messerschmidt consiguió integrar los sensores en la parte inferior, tal y como los conocemos actualmente, sin necesidad de tener que apretarnos la correa: puede que el proceso fuera difícil y tedioso, pero finalmente se consiguió un producto satisfactorio y totalmente centrado en las necesidades y preferencias de los usuarios. Esa es la manera de trabajar de Apple.

Por otra parte, en el transcurso de la entrevista, Messerschmidt habló del secretismo que siempre rodea a Apple. Según él, en tiempos de Steve Jobs, esto era así porque se pretendía sorprender al mundo cuando un producto era finalmente anunciado. Sin embargo, en la actualidad, el objeto de este secretismo es “mantener un imperio”, o hacer que los proyectos parezcan más importante de lo que son realmente. Y es que, según Messerschmidt el espíritu innovador alimentado por Jobs se ha perdido en los últimos tiempos.

MIRA NUESTRA GUÍA DE REGALOS

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Guía de regalos tecnológicos de Navidad

Powered-by iPhoneA2

comentarios