lo más nuevo! ofertas ia2

¿Tienes un viejo iMac? No lo tires, conviértelo en una pecera o una lámpara

Por Marta Rodríguez

27 octubre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest


Jake Harms es un hombre de Nebraska que trabaja como carpintero durante la semana, y como fotógrafo de bodas durante los fines de semana… y en su tiempo libre, se dedica a reconvertir viejos iMacs en cosas como acuarios y lámparas.

Todo empezó un día de 2007, en que su jefe le pidió que llevara una carretilla que estaba llena de basura a un contenedor. Encima de toda la basura, había un viejo iMac G3 de color azul índigo. Harms no se lo pensó dos veces, antes de ir al contenedor, se pasó por el aparcamiento y guardó el iMac en el maletero de su coche.

Ese iMac sería el primero de 700 que Harms convertiría en un acuario.

imac_acuario1

“Definitivamente, no soy la primera persona que ha hecho esto, pero vi uno hecho y me acordé de aquel viejo iMac que estaba acumulando polvo en la tienda”, le contó Jake Harms a Cult of Mac. “Hice uno, después un colega quería uno. Me dijo, ‘probablemente podrías hacer más y venderlos’”.

Y así lo hizo.

Probablemente Harms no haya sido la primera persona a quien se le ocurrió reconvertir un viejo monitor de ordenador en una pecera, pero lo cierto es que su trabajo destaca entre los demás.

Harms pule la cubierta de los ordenadores, hasta dejarla como nueva, y después pone dentro unos tanques acrílicos que le fabrica una compañía de Obama, y que tienen la parte frontal curvada como la pantalla de los iMacs.

Cuando decidió convertir su hobby en un negocio, Harms buscó y compró tantos iMacs como pudo encontrar, fabricó 50 acuarios, y creó una página web para venderlos. Pensó que si conseguía venderlos todos en tres años ya podría darse con un canto en los dientes, pero antes de que pasara un año ya los había vendido todos… y los pedidos venían de todo el mundo.

Con el tiempo tuvo que subir los precios, porque los iMacs eran cada vez más difíciles de encontrar y, en ocasiones, tenía que desplazarse lejos para recoger alguna donación o comprar una nueva unidad.

En estos momentos, los acuarios tienen un precio de entre 349 y 399 dólares, y también hay la opción de comprarse un kit para fabricarnos nuestro propio acuario, si tenemos un iMac viejo, que vende por 189 dólares.

Pero Harms no se limitó a las peceras.

Con el tiempo, en su búsqueda de ordenadores antiguos, Harms también adquirió algunos iMacs G4, y decidió que ese semicírculo blanco que compone su base tenía posibilidades, y pronto empezó a darles una segunda vida como lámparas. Las lámparas, por cierto, incluyen un puerto USB para poder cargar un iPhone, un iPad o un iPod, y cuestan 399 dólares (si la quieres con un ratón G4, tendrás que pagar 10 dólares extra). También existe la posibilidad de comprar un kit, si queremos reformar nosotros mismos un iMac G4, por 150 dólares.

Harms también empezó a hacerse con eMacs, que le donaban las escuelas, pero no le gustaba como quedaban sus monitores como acuarios. Sin embargo, pensó que la cubierta de la bandeja para CDs podía convertirse en un elegante marco para un reloj analógico. El reloj, que es redondo, está insertado en la esquina derecha, y tiene un bisel de cromo, que hace juego con el logotipo de Apple. Se vende por 29 dólares.

eclock

Ahora, Harms está planeando construir nada menos que una granja de hormigas, utilizando un G5, y también un reloj, que utilizará un G4 y que llevará un ratón como péndulo.

Según dice, está deseando conocer a alguna persona que quiera comprar una granja de hormigas fabricada a partir de un G5: “esa persona será tan extraña como yo”, declaró Jake Harms.

Vía Cult of Mac

OFERTA DEL DÍA

-26% Cargador de coche inteligente con localizador del vehículo

Cargador de coche inteligente con localizador del vehículo

39,99€

53,99€

Powered-by iPhoneA2

comentarios