lo más nuevo! ofertas ia2
> > Así construyó China la Ciudad de los iPhones

Así construyó China la Ciudad de los iPhones

Marta Rodríguez

30 diciembre, 2016
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest





Cada año, China produce millones de iPhones, a una escala que, hace tan solo una década, era inimaginable. Sin embargo, hoy por hoy, es algo que damos por hecho y vemos como algo normal.

Según un artículo publicado en The New York Times, la producción del iPhone en China se centra en Zhengzhou, una ciudad de seis millones de habitantes, situada en una región empobrecida del país.

Allí, produciendo a pleno rendimiento, está una factoría de Foxconn, que es capaz de producir la friolera de 500.000 iPhones al día. Tanto es así, que Zhengzhou es conocida como “iPhone City”, la ciudad del iPhone.

El gobierno local ha sido clave para que esto sea así, subvencionando a Foxconn con más de 1.500 millones de dólares para que construyera grandes secciones de la factoría, así como alojamiento para sus empleados. Ha pavimentado carreteras y construido centrales eléctricas.

foxconn

El gobierno ayuda con los costes energéticos y de transporte, recluta trabajadores para la línea de montaje, paga incentivos a la factoría por cumplir con los objetivos… Todo ello para apoyar la producción del iPhone.




“Necesitábamos algo que pudiera ayudar en el desarrollo de esta parte del país”, dice Li Ziqiang, un funcionario de Zhengzhou. “Hay un antiguo dicho en China: ‘si construyes el nido, los pájaros vendrán’. Y ahora, están viniendo”.

Desde otros países, como Estados Unidos, se ha criticado en muchas ocasiones el apoyo del gobierno chino a sus compañías estatales, diciendo que las subvenciones y ayudas les dan una ventaja injusta en el mercado global, pero lo cierto es que, para competir en la era de la globalización, las multinacionales, que tienen que hacer frente a la presión de los accionistas, así como de sus clientes, tienen que buscar las mejores oportunidades, y acaban teniendo una cadena de suministros interconectada, pero repartida por todo el mundo.

China, sin embargo, ya no se conforma con ser simplemente la planta de producción del mundo, y está moviéndose agresivamente para desarrollar sus propios gigantes tecnológicos y, de hecho, Beijing está empezando a presionar a los gobiernos locales para que corten los programas de subvenciones, unos programas que el país alentaba hace sólo unos años.

Por otra parte, el futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho en más de una ocasión que quiere que las compañías americanas fabriquen sus productos en Estados Unidos y, de hecho, Apple ha sido uno de sus principales objetivos, llegando a decir durante su campaña electoral que haría que la compañía de Cupertino “construyera sus malditos ordenadores y cosas en este país”.

Es una situación muy compleja, el nacionalismo está aumentando, tanto en China como en Estados Unidos, y esto es algo que acabará por afectar el sistema, no sabemos si para bien, o para mal.

OFERTA DEL DÍA

-10% iPhone 7 (Edición Especial RED, 128GB)

iPhone 7 (Edición Especial RED, 128GB)

675,00€

749,00€

Powered-by iPhoneA2

comentarios